¿Cómo reducir el ausentismo de su empresa por medio de un plan de salud?

4 pequeños errores que se cometen a la hora de reclutar.
21 septiembre, 2017
[Diagnóstico gratuito] ¿Tus equipos de trabajo funcionan de manera efectiva?
25 septiembre, 2017

El ausentismo laboral se presenta en todas las empresas, ocasionando en la mayoría de los casos disminución de la productividad, incremento de los costos de personal y el aumento de la carga de trabajo, lo que afecta en gran medida la satisfacción de los empleados y desmejoramiento el clima laboral.

De acuerdo con el estudio de Kronos del año 2014, esta situación tiene un costo para las empresas de 7.3% del total de su nómina, pero podría elevarse hasta 15% si se suman los costos de la búsqueda del reemplazo. Y es que según la Organización Mundial de la Salud, invertir en la recuperación de un trabajador es menos rentable para una empresa, que gestionar un plan de protección y prevención de riesgos.

Una de las causas es la mala salud o las enfermedades de los colaboradores, en la actualidad, es importante hablar de empresas y organizaciones saludables, en las que se vele por el bienestar físico, psicológico y emocional. El problema es que muy pocas compañías están dispuestas a destinar dinero para que esto ocurra. Sin embargo, es importante realizar estrategias que cuiden de salud de los colaboradores y evitar que sufran de enfermedades.

Hablando específicamente de este aspecto, por ejemplo, la organización mundial de trabajo indicó en 2005 que un 20% de la productividad se pierde debido a una dieta inadecuada. Usted puede crear entonces un programa de salud efectivo que le ayude a reducir los índices de ausentismo en su empresa por enfermedad. De acuerdo, un artículo escrito por Alex Lobo, Especialista en Desarrollo Humano Digital, estás son las 5 reglas básicas para un programa de salud en su organización.

La importancia del diagnóstico: la mala implementación de un programa se debe a que se equivocaron en el diagnóstico; esto equivale a tener operando a un 30% el programa. Un mal diagnóstico está relacionado con una mala respuesta y a su vez con una mala ejecución.

Motivar para el logro: un programa exitoso se debe de basar en resolver lo importante, no lo urgente. La principal problemática son los efectos del síndrome metabólico en la vida de los empleados; un entrenamiento físico logra resolver el 70% de los problemas en un tiempo corto (10 semanas), cambiar todos los hábitos puede llevar más de un año.

Entrenamiento invisible: un programa acelerador de bienestar es físico en un 30%, pero el 70% se basa en promover el cambio de hábitos como la dieta, las horas dedicadas a dormir, eliminar el abuso de alcohol y tabaco, aprender habilidades socioemocionales, etc. Esto genera un cambio a largo plazo.

Trabajar sobre el bienestar: No se trata de enfocarse en lo negativo sino en lo que se puede hacer para hacerlo posible. En lugar de “asustar” para adoptar hábitos saludables, es mejorar resaltar los recursos positivos, sueños y anhelos de las personas y las organizaciones. Una perspectiva positiva construye confianza y promueve el cambio.

Dar resultados en términos de retorno de inversión social y financiera. Un buen programa ayuda a reducir costos, pero sobre todo a mejorar la productividad.

Al final, diferentes alternativas pueden ayudar a prevenir o resguardar la salud de los empleados. Se trata de que usted encuentre la solución que usted considere que se adapta a su empresa. Puede usar las claves para hacer un programa de acondicionamiento como el anterior pero también puede contratar planes de salud colectivos, implementar planes de seguridad dependiendo de la cantidad de trabajadores o, incluso, crear un departamento de prevención de riesgos.

Compartir ArtículoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *