4 Claves para culminar cursos online y no morir en el intento

Mujer realizando un curso virtual
anete-lusina-609864-unsplash

El aprendizaje online hoy se ha convertido en una de las herramientas más prácticas y fáciles para la formación y el entrenamiento. Gracias a los amplios beneficios y ventajas que ofrecen los cursos virtuales como lo son la flexibilidad que brinda en cuanto al manejo de tiempo y horario, y el fácil acceso a las piezas de conocimiento desde cualquier dispositivo móvil, esta tendencia cada día tome más fuerza dentro de la transformación tecnológica y el avance de la era digital que atravesamos.

Su crecimiento a pasos agigantados y su innovación 100% digital que hoy emplea el mundo virtual convierte el elearning en uno de los métodos de aprendizaje preferidos por alumnos y profesores. Asimismo sucede en el ámbito empresarial, pues hoy son más las empresas que se inclinan por alternativas que aporten facilidad, practicidad y mayor retención de conocimiento en sus colaboradores, dejando de lado métodos tradicionales que no logran dar los resultados esperados. Y es ahí cuando el elearning toma mayor aceptación.

No obstante, al ser una herramienta que carece de cumplimiento de horarios y otras obligaciones que la formación tradicional exige, puede perder su efectividad y aumentar el nivel de deserción en alumnos que deciden no culminar satisfactoriamente sus cursos.

Es por eso que a continuación hablaré de cuatro claves fundamentales que necesitas tener siempre en cuenta si no quieres morir en el intento. Son lecciones de vida que tus propios colaboradores pueden colocar en práctica si has elegido el elearning como método de entrenamiento para tu empresa.

  1. Procura organizar tu tiempo ¡No lleves todo en exceso!

Si bien el elearning te permite administrar tu propio tiempo y decidir en qué momento acceder a los contenidos que la plataforma virtual te ofrece, es necesario e importante que programes un horario de estudio. Ya sea en tus tiempos libres de la jornada laboral o una vez que hayas llegado a casa. El problema empieza cuando crees que puedes postergar la realización de tu estudio y al final del día te diste cuenta que el tiempo no fue tan optimizado como pensabas. De igual forma, si decides culminar tu plan de entrenamiento online sugerido, no dejes acumular gran cantidad de tareas ni destines mucho tiempo en estudiar porque te puedes sobrecargar y al final no será muy provechoso el momento.

Intenta llevar un ritmo prudente y notarás cómo el estudio deja de ser una obligación para convertirse en un tiempo divertido dedicado para ti ¡Seguro lo vas a disfrutar más!

  1. Entiende que se trata de un compromiso contigo mismo

Si haces parte de una empresa que ha decidido invertir en una excelente formación y capacitación online, no desaproveches esta oportunidad que te brindan. No todas las empresas se preocupan tanto por sus empleados, así que ¡Siéntete afortunado! Lo más seguro es que no tengas a tu jefe encima revisando si estás cumpliendo o no con tus compromisos de estudio. Pero no por eso debes restarle importancia a tu plan de entrenamiento. Entiende que este es un compromiso que no sólo has adquirido con la empresa que ha invertido en ti, sino que es un compromiso contigo mismo. Es un reto que te puede ayudar a crecer profesionalmente, pero eso sólo va a depender de ti y qué tanto empeño decides darle.

También te puede interesar: Técnica Pomodoro: El éxito de la capacitación online.

  1. Evita todo tipo de distracciones

Es muy probable que si eliges tu cómoda habitación para realizar tus sesiones del día las distracciones aparecerán sin duda alguna. Es por eso que mi consejo es que elijas siempre un lugar apropiado y adaptado para que te concentres realmente en lo que estás haciendo. Incluso evita estudiar al lado de amigos o conocidos que puedan interrumpirte. De igual forma, procura no tener muchas ventanas abiertas en tu ordenador, pues si intentas concentrarte, pero la ventana de Facebook alumbra cada 2 minutos anunciándote una notificación nueva, te va a resultar mucho más difícil.

También puedes elegir el “Método Pomodoro”, este consiste realizar ciclos de estudio de 25 minutos, ya que es el tiempo ideal para hacer una tarea con la mayor concentración posible.

  1. No te conformes con el curso aprendido ¡Ve más allá!

Cuando decides aprovechar al máximo esta oportunidad de fortalecer tus conocimientos y habilidades profesionales no vas a querer conformarte con los 15 o 30 minutos que pueden durar los cursos. Investiga, ve más allá, encuentra otras cosas nuevas que complementen lo que acaban de decirte y siempre lleva la curiosidad por aprender algo diferente cada mañana. Bien dicen por ahí que los grandes maestros no son los que se limitan a hacer sólo lo que les piden, sino quienes deciden escalar un peldaño más.

Comentarios

Comentarios

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*