8 pasos simples para mejorar la experiencia de tus usuarios en E-learning

El contenido y el diseño deben ir de la mano, trabajando juntos para crear la mejor experiencia posible para tus usuarios. Esto aumentará la participación y mejorará el aprendizaje. La clave es ponerse en los zapatos del usuario y seguir estos 8 consejos para crear la mejor experiencia de usuario para ellos.

1. Diseña para cada dispositivo

La persona promedio en los EE. UU. Pasa alrededor de 151 minutos en un teléfono inteligente, 147 minutos viendo la televisión, 103 minutos en una computadora de escritorio o portátil y 43 minutos en una tableta todos los días (Tendencias de Internet).

Cambian de dispositivo a dispositivo y tu curso debe adaptarse a esto. Utiliza una plantilla de diseño adaptable, de modo que tu página se adapte automáticamente a la pantalla y amplíe el texto de su cuerpo a 12pt o 16pt. De esta manera, tus usuarios pueden comenzar a mirar tu curso en la computadora de su oficina y terminarla en su teléfono o tableta de camino a casa.

Otra cosa a tener en cuenta es que el 40% de los visitantes del sitio web cierran una página si no se carga en tres segundos (Akamai). El tiempo de carga podría aumentar significativamente si tus usuarios usan datos móviles.

Para reducir el tiempo de carga de tus páginas, mantén tus archivos de un tamaño relativamente pequeños. Si usas Photoshop, cuando exportes tus imágenes, haz clic en la opción “Guardar para web”, esto comprimirá el tamaño del archivo. Sino puedes utilizar un editor de imágenes online como Picresize, que reduce el tamaño de tu imagen de forma gratuita.

2. Usa el diseño “F”

Un estudio de los ojos realizado por el grupo Nielsen Norman, reveló que las personas prefieren leer sitios web en forma de F: dos líneas de ancho y una línea abajo.

Esto nos dice dos cosas: Primero, que los visitantes del sitio web raramente leen el texto en una página a fondo y segundo, que se concentran más en la parte superior de la página. Así que se conciso, mantén la información importante en la parte superior de la página y comienza con subtítulos, párrafos y viñetas con palabras que lleven información.

3. Despeja el desorden

“Mantén la interfaz del usuario simple para tenerlos enfocados.” – TalentLMS

No sometas a tus usuarios a una sobrecarga de información. No hay nada peor que una página de un curso llena de texto pequeño y denso, un menú que te dirige a un millón de recursos diferentes y sin una dirección clara. En cambio, haz amigos con espacios en blanco. Agrégalo a los márgenes de tu página y entre párrafos. Aumentarás la comprensión en un 20% (Lin, 2004, The Daily Egg).

Elige lo que realmente necesitas en cada página, que puedes deshacerte y recuerda manténer la información clave en la parte superior.

4. Proporciona títulos con impacto

Dale a cada uno de tus recursos títulos claros y distintivos, de modo que tus usuarios puedan adivinar el contenido en la pestaña. Esto hará que la navegación a través de tu curso sea mucho más rápida y fácil, y evitará que se frustren cuando no puedan encontrar lo que quieren.

Tu título debería ser un adelanto. Algo que haga que tus usuarios digan “Ooh, eso suena interesante. Me encantaría saber más sobre eso “. Estos títulos captan la atención de los espectadores y crean intriga, a la vez que dan una buena idea de lo que contienen las clases de videos.

5. Crea llamadas a la acción convincentes

No asumas que tus usuarios saben exactamente qué hacer cuando llegan a tu sitio web. Aclárales qué leer o mirar primero y a dónde ir una vez que hayan completado cada lección. Sugiéreles un recurso similar para que investiguen y fomenta los comentarios y el feedback.

Puedes hacer que tus llamadas a la acción (CTA) sean llamativas, emotivas y al punto. Deben motivar a los espectadores para que hagan clic y continúen aprendiendo y expliquen lo que encontrarán si lo hacen.

Esto aumenta el compromiso y le da al espectador un elemento de control, convirtiéndolos en un usuario activo en lugar de pasivo, lo que mejora el aprendizaje y la memoria (Psych Central).

6. Categoriza tus clases

Asegúrate de que sea súper rápido y fácil para tus visitantes encontrar el tema o la lección que desean aprender. Incluso si tu curso sigue una estructura lineal, es posible que algunos de tus lectores ya hayan cubierto ese tema en otro lugar. Si proporcionas títulos, pestañas y categorías claras, les facilitas pasar a una clase más avanzada y motivarlos a seguir aprendiendo, en lugar de frustrarse con cosas que ya conocen.

Mejora la navegación agregando capítulos y marcadores a sus clases de videos. Los capítulos permiten a los espectadores omitir las partes de una lección que ya han visto. Los marcadores recuerdan el progreso del usuario a través de un video, por lo que si se distraen y se detienen a mitad de camino, su clase retomará la tarea desde el punto en que la dejaron cuando regresen a ella. Por lo tanto, es más probable que completen la clase que dejaron, ya que no tendrán que recordar y encontrar su lugar.

7. Hazlo visual

Una forma fácil y efectiva de eliminar el desorden es reemplazar grandes bloques de texto con imágenes y videos. Esto te ayudará a lograr que tu punto llegue 60,000 veces más rápido y hace que tu clase se vea más atractiva.

Para un desorden mínimo, evita usar tres o más colores y tamaños de fuente y manténga todas las imágenes de forma y tamaño consistente. mantén tus videos cortos para reducir el tamaño del archivo y mejorar el aprendizaje. Los micro vídeos también se adaptarán a los estilos de vida agitados de tus usuarios, ya que pueden verlos sobre la marcha y siempre que tengan un minuto libre.

8. Recopila feedbacks

Es fundamental comunicarse con tus usuarios y recopilar comentarios sobre cada aspecto de tu curso. ¿Cómo se supone que debes optimizar su experiencia si solo estás adivinando los pensamientos detrás de sus acciones? Utilizar formularios de comentarios y una sección de feedback en cada página de la clase y anima a tus usuarios a usarlos tanto como sea posible. Pregúntales a tus usuarios cómo encuentran la navegación de tu sitio, si tienen alguna dificultad para encontrar una lección y lo que les facilitará las cosas.

También puedes usar herramientas de feedbacks inteligentes como Hotjar para monitorear el comportamiento de tus visitantes a través de tus páginas. Esta herramienta registra las pantallas de los lectores para rastrear su navegación y utiliza mapas de calor para mostrar las áreas más populares de su sitio web. A partir de esto puedes evaluar y averiguar cómo mejorar tu experiencia de usuario.

Si deseas seguir hablando sobe la experiencia de usuarios en elearning, contáctanos aquí o déjanos tu comentario debajo.

Comentarios

Comentarios

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*