Chief Happiness Officer: ¿Qué es?

gerente de felicidad en la oficina

Hay una gran confusión en torno a este nuevo título Chief Happiness Officer. Mientras que algunos dicen que es una posición de ‘BS’, otros están creando compañías exitosas con la ayuda de un Jefe de Felicidad. 

Hay muchas posiciones asociadas con este título. Algunos de ellos incluyen responsabilidades específicas relacionadas con la felicidad, mientras que otros son solo ajustes de la nomenclatura.

¿Es realmente un nuevo cargo?

Un Chief Happiness Officer es, en esencia, un gerente de recursos humanos con una calificación especial: Que cree que los empleados felices hacen mejores empleados. 

Involucrar a los empleados, motivarlos y elevar los niveles de rendimiento son todas las atribuciones de recursos humanos. Si bien estas son las responsabilidades más comunes utilizadas para describir la posición de CHO, hay muchas más áreas de recursos humanos donde la felicidad importa.

Cada acción individual hacia una persona en relación con su cargo y con la empresa, es decir, con todos los procesos de recursos humanos, puede redefinirse para garantizar una experiencia feliz y un lugar de trabajo orientado a la felicidad. Contratación e incorporación, planificación de carrera, gestión del rendimiento, gestión de sucesión, compromiso y reconocimiento, exclusión y jubilación, estas son todas áreas que pueden beneficiarse inmensamente de un enfoque orientado a la felicidad.

Asegurar que los empleados estén felices es muyyyy difícil. Como Gerente de Recursos Humanos, puedes aspirar a alcanzarlo aplicando una serie de valores o principios con cada interacción individual con tu empleado ( futuro, actual o ex empleado por igual).

1. Trata a cada persona con valor

Suena como algo muy obvio, pero el mal trato es uno de los mayores indicadores de  infelicidad en el trabajo. Los empleados merecen ser tratados como clientes en términos de respeto, vocabulario, acciones y promesas. Nada le da derecho a un empleador a tratar a sus trabajadores como una gran entidad o recursos defectuosos que no funcionaron de manera estándar.

Nina Ramsey  señala que, a nivel mundial, solo el 44% de los empleados dicen que se sienten valorados por su empleador. El respeto es un componente esencial de una relación de trabajo saludable.

2. Organiza tus prioridades

Si las necesidades básicas de un empleado no están cubiertas, no tiene sentido ofrecerles una oficina esquinera con una vista espectacular. Antes de cualquier decisión basada en felicidad , tómate el trabajo de resolver sus necesidades básicas, evítale problemas administrativos, premia su trabajo y  dales beneficios por obtener resultados.

3. Ofrece a tu empleados una voz

Las personas que trabajan para su empresa necesitan ser escuchadas. Para eso, necesitan canales adecuados, directrices y un camino de acción que garantice una respuesta a sus necesidades e ideas.

Ya sea una llamada de seguimiento o un correo electrónico después de una entrevista o un comentario sobre su actividad, necesitan saber que alguien los está escuchando.

4. Asegúrate de que los valores de tu empresa estén demostrados

Casi todos los artículos o informes sobre la participación de los empleados te dirán que los valores son importantes. Son la base sobre la que se basa su empresa y unen su imagen externa (su marca) con su imagen interna (su cultura). Cada vez que tenga que tomar una decisión, un conflicto para resolver o una necesidad de innovar, su punto de partida deben ser los valores de la empresa.

No es suficiente tenerlos en una hoja de papel. Debe establecerlos y volver a establecerlos constantemente, ponerlos en comportamientos procesables y garantizar que las personas demuestren esos valores. Para que eso suceda, debe reclutar personas en función de esos valores, evaluarlos en consecuencia y recompensarlos como tales.

 5. Ofreceles libertad

Tómalo de Laszlo Bock, vicepresidente senior de operaciones con personas de Google: “Si le das libertad a la gente, te sorprenderán”.  Ofreceles la libertad de administrar su tiempo y productividad, la libertad de personalizar su espacio de trabajo y la libertad de implementar sus propias ideas.

6. Apoya el crecimiento

A veces las personas necesitan que alguien crea que pueden crecer. Como gerente de recursos humanos, puedes ser esa persona en cualquier etapa de su experiencia de trabajo que los impulses a desarrollar sus fortalezas y aprovechar más oportunidades.

Crea y promueve oportunidades de crecimiento para cosechar el talento que has reclutado. Es decir, si quieres quedártelo.

7. Fomenta un ambiente agradable

No utilices la palabra diversión porque tiende a engañar a las personas para que crean que todo se trata de ping-pong y descansos interminables. En cambio, estoy hablando de la alegría de tener una conversación cualitativa con un colega o aprender algo nuevo. Por supuesto, un juego de dardos ocasionales puede ayudar a revitalizarlo.

Sí, es importante que la gente se relaje de vez en cuando, pero eso no significa que no sean productivos. Vuelve al punto anterior, dales libertad y confía en que la usen sabiamente.

 8. Fomenta el trabajo en equipo efectivo

La forma en que los equipos se desempeñan es un claro indicador de cómo una empresa está funcionando en general. Es posible que haya reclutado a las mejores personas, pero es necesario que trabajen juntas y obtengan resultados. Muy pocas personas son naturalmente propensas a desempeñarse bien en equipos.

Aquí es donde un gerente de recursos humanos debe intensificar y ofrecer preparación, ejercicios de creación de equipos y apoyo constante. Prueba el juego de cartas Happiness at Work para equipos  : el juego consta de más de 50 escenarios de trabajo comunes y más de 100 soluciones basadas en la ciencia. Cada escenario identifica y proporciona un contexto para una situación común en el lugar de trabajo, seguido de una breve justificación científica de por qué es un problema en el trabajo. Las tarjetas brindan muchas oportunidades de prácticas que satisfacen las necesidades y los estilos de trabajo de diversos equipos.

Felicidad: el ingrediente secreto

La felicidad en el lugar de trabajo se ha convertido en una preocupación válida tanto para los empleados como para los gerentes. Descartarlo sin más investigación y análisis no es una buena idea.

Para un CHO, la felicidad es el ingrediente secreto para agregar a su planificación. Al monitorear y analizar los niveles de felicidad en su organización, podrá predecir y gestionar con precisión el compromiso de los empleados y la retención de empleados.

Comentarios

Comentarios

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*