¿Cómo pasar con éxito de la capacitación presencial a Online?

En cualquiera de estas opciones hacer la transición de la modalidad presencial a online requiere tener en cuenta que no se trata solo de la creación de material educativo. El cambio implica realizar una aproximación basada en la interactividad, aprovechando las potencialidades del medio digital.

El proceso de transición con éxito, incluye los siguientes pasos:

Paso 1

Evaluación de las necesidades formativas: es necesario tener claro qué necesita aprender el público objetivo del curso. Se le debe evaluar demográficamente. Además de tener una visión general de los conocimientos previos indispensables para el aprovechamiento de la formación. En otras palabras, no puedes enseñar a programar en Java, a alguien que ni siquiera sabe leer y escribir.

Paso 2

Sincronizar los objetivos corporativos del elearning con las necesidades de los participantes: la empresa tiene una meta educativa, probablemente se extiende al ámbito práctico en aras de mejorar el performance de sus colaboradores. ¿Están listos estos últimos para enrolarse en una formación? ¿Disponen de motivación, tiempo y otros recursos? ¿Cómo se espera que influya la formación en el trabajo cotidiano?

Paso 3

Diseño y desarrollo de la presentación de los contenidos: una vez se define el público objetivo y sus características, pensamos en el diseño más afín a sus sensibilidades. Las actividades que se realizan en el aula física se reemplazan por sus equivalentes en el ambiente web. Con especial cuidado en generar un entorno que premie la interacción entre los estudiantes, el contenido y el formador.

Paso 4

Marketing y desarrollo: incluso en la formación corporativa que se podría imponer casi por decreto, es más conveniente hacer campañas persuasivas que motiven a los participantes. Se puede crear un pequeño grupo de voceros, su rol es convertirse en la vanguardia entusiasta de la transición. Por otro lado, durante el desarrollo del elearning se deben emplear las mejores estrategias y prácticas. Se ha de analizar cómo reducir los tiempos formativos. Se han de calcular los costes de la transición. Se debe preparar el LMS (Learning Management System), etc.

Paso 5

Evaluación: es imprescindible hacer una valoración del proceso de formación y determinar si se alcanzaron los objetivos; y qué se puede mejorar para futuras ediciones.

Si se trabaja en los pasos anteriores para transitar de la formación presencial al elearning corporativo, es muy probable que se consigan resultados favorables. Ambos estilos formativos tienen sus ventajas y desventajas, es cuestión de saber aprovecharlas.

Comentarios

Comentarios

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*