Soy gerente de Recursos Humanos ¿Ahora qué hago?

empresario trabajando
Photo by rawpixel

Uno de los interrogantes más frecuentes que tienen los directores y/o gerentes a quienes les ha entregado la gran responsabilidad de velar por el talento humano de las compañías es encontrar la mejor ruta que les permita hacer bien su tarea. Mantener un clima laboral agradable, gestionar todo para que sus colaboradores cuenten con las herramientas y comodidades para desarrollar su trabajo, e incluso, cuidar siempre de que la tacita de café nunca falte en la oficina, se convierte en todo un reto que finalmente hará del trabajo un verdadero gusto y no una tediosa obligación a la que hay que cumplir.

Es por eso que ante la pregunta ¿Y AHORA QUÉ HAGO? Quiero dejar en este post cinco de los desafíos que se enlistan en las tareas de cualquier director de RRHH. Quizás no sean las más importantes o de mayor urgencia, porque hay muchas más; pero estoy segura de que si son grandes retos que día a día ocupan la mente de estas personas, incluso les puede robar hasta el sueño. Así que tómate un espacio para leer lo que viene a continuación que de hecho puede ser información bastante útil…

  1. ¿Qué necesitan mis colaboradores y cómo puedo ayudarles?

Lo más importante para un director de RR. HH debería ser identificar las necesidades que tienen sus colaboradores y qué se puede hacer para responderlas. Es cierto que no podemos complacer a todo el mundo, pero si algo podemos hacer es observar las condiciones de trabajo de nuestra gente ¿son las más cómodas? No hay nada más motivante que llegar a un lugar de trabajo agradable en donde nos podemos sentir como en casa.

 

Con esto no sólo me refiero a que les tegamos una silla cómoda y una mesa que los guarde del sol o la lluvia. No. Me refiero a velar por pequeños y grandes detalles que harán del día a día una experiencia laboral que siempre recordarán nuestros colaboradores. Una taza de café para empezar la mañana, un ambiente cómodo y apropiado para compartir momentos como breaks o almuerzos que los alejen de las responsabilidades laborales, espacios que les ayuden a divertirse y dispersar un poco la mente ocupada (juegos, cancha de futbol, mesa de pin pon, etc.). ¿Has pensado en eso para tu gente?¡buen momento para hacerlo!

 

  1. Entender que estamos inmersos en la era digital

Vivimos en una era digital en la que nuestras estrategias corporativas deben ir de la mano con las nuevas tecnologías, así llevaremos nuestro negocio a diferentes partes del mundo. Esta realidad debe estar inmersa en la mente de todo gerente de RR. HH ya que esto no sólo ayuda a aumentar la productividad dentro de las compañías, sino que también es vital para responder a los nuevos modelos de negocio que aparecen en el mercado y no quedarse en lo obsoleto. Reinventar la entrevista de trabajo, renovar procesos de selección… ¿Cómo vamos con eso? ¿Todavía te estás quedando con lo tradicional?

  1. Consolidar un capital humano 100% motivado

“No puedes enseñar a tus colaboradores a sonreír. Tienen que sonreír antes de contratarlos “Arte Nathan. ¡Wow! Cuánta verdad en una sola frase. No hay nada más exitoso para cualquier empresa que contar con un equipo de trabajo 100% motivado, y te aseguro que la motivación no sólo viene de lo que les ofrezcas en la entrevista de trabajo (sueldo, horario, cargo…), no. La motivación empieza desde el mismo momento en que ellos reciben una llamada. Saben de dónde los están llamando y cuánto gusto provoca el saber que su perfil ha sido considerado por tu empresa.

De ahí en adelante el trabajo continúa. Si es elegido y hace parte de tu compañía, debes estar seguro de que él o ella dará su 100% porque sabe en donde está parado. Estás pendiente de sus necesidades laborales y personales, velas por su bienestar y trabajas a diario para que su experiencia en tu equipo sea la mejor de todas. Muchas empresas ven a sus colaboradores como máquinas de trabajo y ¡OJO! La importancia que se le dé al capital monetario nunca debe sobrepasar a la importancia del capital humano. Celebra sus cumpleaños, organiza espacios para romper con la rutina laboral, participen juntos de fechas especiales del año… ¿no suena mal verdad?

  1. Adaptarse al cambio

Debes entender que estamos en medio de una era de transformación y globalización donde los cambios van a ser inevitables. Los directores de RR. HH deben estar preparados para controlar y prever este proceso de transformación, brindando a su talento humano toda la confianza y seguridad de que el cambio traerá factores positivos para la empresa. Es necesario adaptar la cultura y la actividad empresarial a estos cambios, teniendo como objetivo la consolidación y crecimiento exitoso de la compañía. Debes entender que estos procesos no sólo llevarán a tu empresa a un nuevo peldaño por escalar, sino que la sacará del mismo lugar en el que por mucho tiempo ha permanecido.

 

  1. ¡Pertenezco a este lugar y hago parte de la mejor empresa!

Crea en tus colaboradores un sentido de pertenencia tan fuerte que a todo lugar donde vayan lleven marcado en su frente el nombre de tu empresa. La fidelidad de nuestra gente hacia el lugar de trabajo sólo la creamos cuando les permitimos ver una oportunidad de crecimiento profesional y un ambiente en donde se viene a disfrutar el día a día. Cuando lo logres ya no sólo verás rostros que anhelan una quincena o fin de mes para recibir la remuneración, sino que verás personas apasionadas por llevar a la compañía a otro nivel.

Pero tampoco te quedes sólo con lo emocional, hazlo también algo tangible. Crea merchandising para que hagan de la empresa algo más real y puedan llevarla a todas partes. No hay nada más práctico para generar sentido de pertenencia que llevar a la casa de tus colaboradores artículos con el nombre de la empresa ¡Te aseguro que hasta sus mascotas se sentirán identificadas!

Comentarios

Comentarios

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*