¿Por qué los gerentes de recursos humanos deberían saber de Pokémon?

empresario trabajando
Photo by rawpixel

 Hace pocos meses la última versión del conocido videojuego, salió al mercado convirtiéndose en un fenómeno alrededor del mundo. En su mejor momento, el juego llegó a tener 45 millones de usuarios que disfrutaban de cumplir el sueño de ser un maestro Pokémon, gracias a un nuevo modelo basado en la realidad aumentada.

Durante dos meses se vieron grupos de cientos de personas caminando y corriendo por las calles de las principales ciudades del mundo con su celular en la mano, jugando este juego de realidad aumentada, tratando de cazar Pokemones, animales mutantes con habilidades específicas como arrojar agua, fuego o transmitir corriente. Estos animalitos, luego de ser cazados, deben ser entrenados para que evolucionen sus habilidades y así enfrentarlos a Pokemones de otros  cazadores en campos de batalla.

Los que cazan y cuidan de estos individuos se llaman entrenadores Pokémon y  su objetivo es ser Maestros Pokémon, título que reciben por capturar un número considerable de Pokemones, evolucionarlos y junto con ellos competir contra otros entrenadores en gimnasios (así se conocen los centros de batalla), ganar un número considerable de batallas los llevará al éxito.

Pero, ¿De qué manera esto se relaciona con los recursos humanos? y ¿Cómo puede contribuir al desarrollo de mejores gerentes en esa materia? Pues inicialmente hay que hacer la analogía: los entrenadores Pokémon son los gerentes de recursos humanos; los aspirantes y empleados  los pokemones, la pokédex la empresa en la que se labora y las batallas en los gimnasios es la competencia en el mercado de industria en la cual se encuentra la empresa. ¿Cuál es la misión?  “cazar” y reclutar a los mejores perfiles pokemones para el cargo que requiere la pokédex.

El proceso de Reclutamiento

Todo este proceso de caza y lanzamiento de pokebolas será el proceso de reclutamiento. “Cazar” tanto en el juego como en la vida real es un arte y requiere de métodos, destrezas y técnicas que logren atraer a los mejores aspirantes. Es probablemente la tarea más difícil y desafiante porque requiere de pasión, paciencia y de mucha táctica.

Sí, lanzar una pokebola (Oferta de trabajo) no va a ser suficiente. Ahí, llega el momento de dejar en segundo plano los métodos de reclutamiento tradicionales y priorizar nuevas técnicas, como el uso de redes sociales como Linkedin o la creación de post atractivos para Facebook y Twitter. Pero no se trata solo de eso, es importante tener los objetivos claros, ¿Cuáles son las habilidades que necesita tener ese Pokémon? Dependiendo de las características que tenga, el entrenador podrá enfrentarlo en diferentes escenarios y ahí es donde el gerente de recursos humanos debe tener claras las aplicaciones y necesidades que tiene el cargo vacante.

Ahora sigue el proceso de “seducción”, aquí cazar el pokémon no se va a lograr “a las malas”, sino gracias a un proceso que muestre todos los beneficios que puede adquirir el aspirante, trabajando en la empresa, ya sean laborales, salariales o emocionales.

 

Productividad y competencias laborales

 Una vez logrado el primer objetivo, el Pokémon ya está listo para comenzar. Sin embargo, a pesar de contar con habilidades innatas, debe tener un espacio para practicarlas y adquirir otras que le permitan evolucionar. El trabajador puede tener las habilidades que se requieren para el cargo, pero si no se le brindan espacios que lo reten y  que fomenten su constante aprendizaje se va a desmotivar y desperdiciar, lo que hará perder productividad en la empresa.

Los entrenadores pokémon viajan por el mundo, entrenando a su pokemones en gimnasios y luego enfrentándolos a otros de acuerdo a sus capacidades y aptitudes. La empresa siempre tendrá competencia y es probable que la calidad de empleados que se tengan, harán una diferencia significativa frente a las otras. Si todos los colaboradores trabajan bien, son productivos, se sienten a gusto con su empleo y pueden desarrollar completamente su potencial, entonces siempre se tendrá ventaja en las batallas Pokémon.

Gracias a los entrenamientos, los pokemones pueden  subir de  nivel y evolucionar. Es responsabilidad del entrenador que su Pokémon mejore sus habilidades, esa también es la responsabilidad de un gerente de recursos humanos:, capacitar a sus trabajadores en áreas específicas que les permitan potenciar lo que saben e ir evolucionando profesionalmente.  Allí juega un papel fundamental el entrenamiento corporativo que se fomente en la empresa, por eso es necesario conocer cuáles son las fortalezas y debilidades de los empleados para saber en qué capacitarlos y poder disminuir las fallas  y optimizar el talento de cada uno. Si los pokemones evolucionan, tienes más probabilidades de ganar las batallas, lo que les ayudará a obtener más medallas para la empresa, que se traducen en cumplir con los objetivos del negocio, entrar a nuevos mercados, aumentar el número de clientes, desarrollar nuevos productos innovadores, hacer más eficiente la producción entre otras actividades. Evolucionar a los empleados a través del entrenamiento es la mejor forma para competir y sobresalir en una industria y tener un negocio rentable.

Lea también: ¿Por qué implementar modelos de capacitación online en su empresa?

Motivación laboral, salario emocional y cultura corporativa

Otra forma en la que pueden evolucionar estas criaturas es por satisfacción. Esto, se produce cuando la amistad que une a un Pokémon con su entrenador es muy fuerte. Para ello el Pokémon no debe debilitarse, debe descansar y se le deben dar objetos y vitaminas.

La motivación laboral es la clave en este punto, el Pokémon (empleado) debe sentirse a gusto en su lugar de trabajo, debe tener tiempo para descansar y dedicarse a actividades que fomenten su desarrollo personal y debe sentirse seguro en la empresa. En cuanto a los objetos, se puede ofrecer una recompensa monetaria que esté  acorde a su horario laboral y las responsabilidades de su cargo y las vitaminas pueden ser la flexibilidad horaria, días libres, espacios de distracción, capacitación empresarial en habilidades alternativas al trabajo y reconocimiento de sus triunfos por parte de sus superiores.

Lea también: ¿Por qué sus empleados no son felices en el trabajo?

Muchas veces cuando se presenta una batalla, el Pokémon se pone “caprichoso”; no usa ninguna de sus habilidades porque sencillamente no está motivado o no tiene ganas. Eso mismo sucede con los trabajadores, pueden tener muchas capacidades, pero simplemente no las desarrollan bien porque no están motivados, por eso es necesario fidelizarlos y sientan pasión por su trabajo y por el logro de los objetivos de la empresa.

Finalmente, el conocimiento en este juego no solo puede ayudar a un gerente de recursos humanos a entretenerse en sus tiempo libres o a entender lo que sus hijos hablan cuando se refieren a este tema, sino que, sí se aplican a su ámbito laboral pueden ser fructíferos para  optimizar los métodos de selección y reclutamiento y mejorar las condiciones laborales de los empleados.

Comentarios

Comentarios

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*