Que no se te hunda el barco: lecciones que pueden aprender los gerentes de RH del Titanic

hombres de negocios saludandose
Employee Advocacy; empleados como embajadores de marca
29 noviembre, 2018
Mujer trabajando en casa
Dos tendencias laborales para empresas que tomarán más vuelo en el 2019
5 diciembre, 2018
Gerente tomando decisiones

Photo by rawpixel

Ya todos conocemos la historia del Titanic, el cine se ha encargado de que la tragedia este bastante grabada en nuestra mente. Sí, todos creemos que Jack cabía en la tabla con Rose, pero además de la historia cinematográfica, este transatlántico británico, ha sido el mayor barco del mundo al finalizar su construcción, que se hundió en la noche del 14 a la madrugada del 15 de abril de 1912 durante su viaje inaugural desde Southampton a Nueva York. Y en cuyo hundimiento, murieron 1514 personas de las 2223 que iban a bordo, lo que convierte a esta tragedia en uno de los mayores naufragios de la historia. Más allá de hacer un recuento de lo que pasó, queremos hacer lo que hemos hecho en artículos anteriores y mostrarte algunas lecciones que tú como gerente de recursos humanos puedes aprender.

El portal Entrepreneur, destaca las siguientes:

La importancia de las métricas

Como mencionamos arriba el Titanic traía a cerca de dos mil pasajeros. Una de las razones por las que la tragedia de este barco de la White Star Line fue tan grande es que no traía suficientes botes salvavidas ni para la mitad de pasajeros. Los botes salvavidas del Titanic eran los más innovadores del momento, pero en esas épocas la cantidad de estos vehículos se determinaba por el peso del barco y no por el número de pasajeros.

En el mismo sentido es importante que los proyectos que manejas en tu empresa estén respaldados por métricas confiables que realmente reflejen tus necesidades. Contrata a un servicio externo, haz un estudio de mercado, realiza encuestas, mide el avance de tu trabajo, etcétera. De esta manera evitarás realizar esfuerzos estériles.

 No desestimes nada

Calvin Sun del sitio Tech Republic aseguró que unas horas antes de la colisión, el operador de radio del Titanic Jack Phillips recibió un telegrama advirtiéndole de la presencia de icebergs en el océano. Sin embargo, Phillips estaba ocupado mandando y recibiendo mensajes de los pasajeros de primera clase, por lo que descartó el telegrama.

¿Cuántas veces los proyectos se colapsan porque asumimos que tenemos todas las respuestas? Tal vez nos sentimos seguros de que la comunicación con los empleados es la correcta o que están satisfechos con la empresa cuando en realidad están molestos y no son felices. A veces asumir cosas es importante, pero es crítico no hacerlo sin las pruebas necesarias.

No menosprecies la capacitación: la evacuación del Titanic fue retrasada porque tanto la tripulación como los pasajeros no contaban con la preparación y entrenamiento adecuados. No hubo simulacro alguno para revisar los botes salvavidas una vez que el barco zarpó y éstos resultaron ser insuficientes.

Ninguna empresa puede conducirse correctamente si sus empleados no saben qué hacer. Sea en caso de emergencia, en un problema con algún cliente, en sus labores diarias o en caso de crisis, tu equipo siempre debe estar preparado para responder y salir a flote. Por ello es importante brindarles las herramientas de entrenamiento necesarias para mejorar sus habilidades y adquirir conocimientos útiles para ellos y la empresa.

No a la soberbia:

El Titanic se promovió y se hizo famoso como un barco imposible de hundir. Ninguna empresa debe pensar en sí misma como invulnerable. Pocos negocios duran por siempre y todos, sin excepción, tienen debilidades. Los líderes inteligentes saben reducir peligros al considerar y planear para hacer frente a cualquier riesgo que se pueda presentar. Incluso para los inimaginables.

Por ello, aunque en tu empresa todo marche bien siempre debes buscar en qué se puede mejorar y cuáles son las debilidades que más adelante pueden causarte problemas.

La importancia de la documentación:

Luego del hundimiento del barco, muchas de las víctimas quedaron sin reconocer debido a que no traían papeles con ellos. La mayoría de estas personas viajaban en tercera clase a América en busca de una nueva oportunidad y su equipaje, que traía las pocas identificaciones existentes, se quedó en el fondo del Atlántico. Algunos de ellos han logrado ser identificados gracias a las muestras de ADN que se han recolectado del cementerio del Titanic en Hallifax, Canadá, pero una gran cantidad de ellos sigue sin nombre real.

A nadie le gusta tener muchos papeles en el escritorio. Sin embargo, la correcta documentación te puede evitar dolores de cabeza futuros e incluso servir de herramienta para proyectos futuros. Trata de mantener tus archivos en orden día con día, tanto en formato digital como físico, para que en el momento en que los necesites accedas rápidamente al papel que necesitas.

Siempre se podrá encontrar algo que se relacione con tu profesión y de lo que puedas aprender en películas, series o incluso videojuegos, como en uno de nuestros artículos anteriores ¿Por qué los gerentes de Rh deben saber de Pokémon? Lo cierto es que los momentos de ocio se pueden aprovechar, sin embargo, si no tienes que ver aquí te recomendamos 5 películas que todo gerente de recursos humanos debe ver.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *