¿Cómo planificar un evento exitoso desde las redes sociales?

Hombre creando un evento desde sus redes sociales
Photo by Erik Lucatero on Unsplash

Hablando del avance de la era digital y los grandes cambios que las TIC han demostrado a pasos agigantados, es bastante común escuchar que hoy son muchos los profesionales que hacen uso de las redes sociales para desenvolverse dentro de su rol. Gracias a que es gratuito, inmediato y puede obtener un mayor alcance, ahora las plataformas digitales se convierten en el espacio perfecto para transmitir un mensaje o convocar a un evento.

Organizar eventos sociales a través de las redes puede ser la mejor oportunidad y para ampliar nuestro círculo profesional, o incluso llegar a personas ajenas a nuestra ocupación. Pero la pregunta es ¿Cómo organizarlo y hacer que su acogida sea exitosa? Pues bien, no sólo basta con desarrollar nuestra idea de evento y enviar invitación a todos nuestros contactos, sino que primeramente debemos trazar una ruta que nos guíe. Es fundamental determinar con qué fin quiero llevar a cabo esta reunión y por supuesto, quiénes asistirán.

Ahora bien, convocar invitados a través de las redes para que participen de nuestra actividad podría considerarse tarea fácil. Y es ahí cuando debes dar respuesta a estas preguntas: ¿Alguien aceptará mi invitación? ¿La gente se llevará bien? ¿Cuál es la mezcla correcta? Claramente, habrá algunos detalles que se nos pueden escapar de las manos. Pero de seguro si las respuestas a estos interrogantes están claras ¡Adelante!

En medio del intento muchos prefieren darse por vencidos porque consideran que no tienen aún la capacidad de mover mucha gente y hacer viral una actividad por Facebook, Linkedin, o la red social que elijan. Sin embargo, es bueno plantear metas claras y entender qué quiero lograr con ello, de ahí en adelante lo que viene serán muchas respuestas positivas y negativas que al final nos darán una lección de aprendizaje.

Estos son algunos consejos que hoy tenemos para ti. Así que ¡Manos a la obra!

¿Un evento grande o pequeño?

Cada vez que inicies un proyecto que implique involucrar a más personas ten siempre claro a cuántos quieres llegar y de eso dependerá el tamaño de tu evento. Muchas personas sólo piensan en invitar, pero no de detienen en ¿cuántos? En este punto es importante que tengas presente que si quieres que la conversación o el tema a desarrollar sea de interés para todos no caigas en el error de convocar a muchas personas, quizás para algunos no les sea de mucho interés la temática y terminarán siendo distractores para quienes sí están muy conectados.  Si por ejemplo quieres organizar una pequeña charla en donde acompañes la conversación con un café y algo de comer, un grupo de no más de 12 personas puede funcionar. Además de buscar un lugar cómodo y adecuado para que tus invitados no quieran perderse ni un segundo lo que tú has preparado.

También te puede interesar: Logra un alto Employee Engagement haciendo buen uso de las redes sociales

Decide cuál será el tema de tu evento

Una forma efectiva para que tus invitados se sientan a gusto es rodearlos de pares o de otras personas que tengan en común gustos o competencias laborales. Con esto vas a lograr que entre ellos siempre haya un tema de conversación, van a tener algo de qué hablar y con eso ya ganaste. Aunque claro, esto no significa que sea una regla obligada, a veces suele suceder lo contrario en donde los profesionales de alto rendimiento también disfrutan de espacios en los que pueden conocer y aprender de otros que hacen algo completamente diferente a lo propio. Por ejemplo, no todos los días los grandes empresarios y CEOS de compañías conocen a comediantes o fanáticos del fútbol.

Planea una alianza con un co-anfitrión ¡Dos hacen más que uno! 

¿Te ha pasado que quieres realizar un evento que logre una acogida abrumadora en tus redes, pero al darle un vistazo a tu lista de contactos te das cuenta que no son los suficientes como para que sea algo viral? No te preocupes, a muchos nos ha pasado. Pero la buena noticia es que eso ya no es una limitación para que avances en tu proyecto. La solución está en aliarte con un co-anfitrión, alguien que no sólo sea otro genio pensando en cómo llevar con éxito la actividad, sino que también pueda mover sus redes son el mismo fin. Posiblemente él o ella tenga una lista más amplia y con eso la oportunidad será mayor.

Piensa en los colegas que conoces y quienes disfrutan de lo que a diario compartes en tus redes. Pero sobretodo, intenta que esta persona de alguna manera también sea “visible” en término de seguidores en sus cuentas.  Cuando lo tengas ahora sí será más fácil planear bien la estrategia. Pueden dividirse entre tus contactos y los de tu co-anfitrión y cada uno poner una cuota. Asimismo, dividirse responsabilidades en cuando a la logística de la actividad.

Esto te ayudará a bajar la presión, recuerda aquel dicho que dice: “Dos cabezas piensan mejor que una”. Así que, si no lo has considerado aún, este puede ser un buen momento para pensar en tu futuro aliado y empezar a poner sobre la marcha lo que tienes en mente. Ten siempre presente que hoy las redes sociales nos permiten ponerle sello propio a lo que queremos mostrar. Es decir, crea tu evento poniéndole un tono llamativo y original, dale colores y crea contenidos que si o si generen expectativa a tus invitados hasta tal punto que no se los quieran perder por nada del mundo.

La creación de redes es esencial para el éxito empresarial, sin embargo, solo un pequeño porcentaje de profesionales realmente se esfuerza por organizar un evento. Algunos porque no saben por dónde empezar, ni cómo llegarles a sus contactos para que acepten la invitación. Así que si ya eres de los que tiene experticia en el tema déjanos aquí tus recomendaciones que de seguro serán de gran ayuda. Pero si, por el contrario, eres de los que apenas se va a lanzar, no dejes de poner en prácticas estos tres consejos y empieza ahora.

Comentarios

Comentarios

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*