El poder de la big data para la gestión de Recursos Humanos

Data en una pantalla de computador

Cualquier compañía capaz de atraer y retener las competencias adecuadas, de gestionar eficazmente el talento, está destinada al éxito.

Si hay dos áreas donde la gestión del talento y la evaluación del desempeño son esenciales, es en el negocio y en el deporte. La profesionalización del deporte suele ir acompañada de la introducción de procesos más estandarizados y hace tiempo que se inició un cambio fundamental en la forma de gestionar los recursos humanos, de analizar el rendimiento minimizando gradualmente la proporción de intuición y subjetividad para dejar paso a una mayor racionalidad y a la objetividad.

¿Cómo construir mi equipo? ¿En qué posición ese jugador que será beneficioso para el colectivo? ¿Qué programa de entrenamiento específico necesita ese jugador teniendo en cuenta la posición en el campo? Muchas de las decisiones de los entrenadores de hoy están basadas en datos cuantitativos. Actualmente, la oportunidad tecnológica que ofrece el Big Data influye directamente en la toma de decisión del día a día pero también ayuda a construir modelos predictivos (bajas, lesiones, etc.).

Gestión de Recursos Humanos:

Si el Big Data ha revolucionado el mundo del deporte, es decir la forma en la que se gestionan las personas y el rendimiento, ¿Qué pasa en el mundo empresarial?

En un período de cambios profundos, sobre todo marcado por la revolución digital, los empleados son un activo clave y el centro de atención en medio de una “guerra por el talento” sin precedentes. Sin ser la única palanca que ayude a abordar estas cuestiones, el análisis de los datos, más allá de su aspecto innovador, permite optimizar las decisiones que los departamentos de Recursos humanos puedan tomar en cuanto a atraer, desarrollar y retener el talento.

La oportunidad de identificar y evaluar las características y capacidades que debería tener de un candidato antes de emprender un proceso de reclutamiento, fomentar la movilidad interna gracias a un análisis de trayectoria profesional, predecir renuncias; son todos temas a los cuales el Big Data puede ofrecer respuestas. Analizar hechos del presente, así como hechos pasados junto con una gran cantidad de datos de recursos humanos, hace que sea posible calcular la probabilidad que un evento ocurra. El principio es simple: las mismas causas pueden producir los mismos efectos.

 

Adiós evaluación anual de desempeño… bienvenido el feedback constante:

El Big data también ayuda a evaluar el desempeño de forma distinta. Muchas compañías evaluaban, hasta ahora, el desempeño de las personas de forma corporativa y generalmente lo hacían una vez al año. Las tendencias en gestión de recursos humanos en 2017 apuntan en otra dirección. Cada vez más las organizaciones trabajan por proyectos y disponen de nuevas herramientas para facilitar este proceso. Empezando por gestionar el desempeño por equipo y no por jerarquías, marcando objetivos claros y transparentes para todo el equipo, implementando mecanismos de feedback constantes.

Eso nuevos modelos basados en análisis de datos se topan en ocasiones con un sector crítico, que suele argumentar que los procesos de automatización de la toma de decisiones deshumaniza la gestión de los recursos humanos, pero en realidad ocurre todo lo contrario. Los resultados del análisis permiten evaluar el riesgo de que un evento ocurra, transmitir este conocimiento a los managers de las aéreas afectadas y ofrecerles la oportunidad de tomar decisiones más acertadas.

Por lo tanto, el Big Data no firma la muerte de los directores de RRHH sino que les ayudará a ocupar un lugar prioritario y estratégico, les ayudará a convertirse en un socio clave dentro de la organización. En ningún caso los datos recogidos por las compañías de forma masiva reemplazarán el trabajo de los profesionales de recursos humanos. El futuro no está en ordenadores todopoderosos sino en la interacción humana con la máquina. Sin embargo, la inclusión del análisis de datos dará lugar a una revolución cultural en el departamento de recursos humanos, una nueva gestión de los recursos humanos que pasará de tomar decisiones intuitivas, a tomar decisiones basadas en datos objetivos.

Comentarios

Comentarios

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*