¿Qué es el modelo Scrum?

El marco de trabajo Scrum, además de considerarse por muchos autores como una metodología ágil, es también un modelo organizativo aplicable a todo tipo de empresas y sectores.

¿Por qué hablamos de modelo de organización? Porque Scrum no es un método estructurado aplicable a todo tipo de situaciones, sino que se basa en un conjunto de buenas prácticas que nos hacen ser eficientes. Este conjunto de prácticas variará dependiendo de las circunstancias de la empresa y de los equipos que las practiquen. Por tanto, cada equipo adaptará su propia metodología, pudiendo entender qué es Scrum y su aplicación de forma diferente.

En la actualidad evolucionamos desde los proyectos sólidos a los líquidos, lo cual exige a los equipos de trabajo una adaptación continua. Scrum aporta los hábitos necesarios para que los equipos puedan reinventarse continuamente, sin que su trabajo sufra ningún desgaste.

¿Qué es Scrum?: principios y agilidad

Es importante conocer bien qué es Scrum para aplicarlo de manera práctica. Teniendo en cuenta que sus principios se basan en la Transparencia, la Inspección y la Adaptación, a continuación repasamos algunos de los puntos principales de este modelo organizativo.

  • Debemos establecer métodos de trabajo capaces de adaptarse al cambio
  • Es necesario centrarnos en proyectos con un objetivo claro y un propósito común
  • El clima de trabajo debe basarse en la inclusión y la confianza en los equipos

Estos principios deben aplicarse de manera integral en todos los procesos de la empresa. No se trata de tareas concretas, sino de hábitos que permiten afrontar los retos corporativos habituales con agilidad.

El marco de trabajo Scrum, además de considerarse por muchos autores como una metodología ágil, es también un modelo organizativo aplicable a todo tipo de empresas y sectores.

¿Por qué hablamos de modelo de organización? Porque Scrum no es un método estructurado aplicable a todo tipo de situaciones, sino que se basa en un conjunto de buenas prácticas que nos hacen ser eficientes. Este conjunto de prácticas variará dependiendo de las circunstancias de la empresa y de los equipos que las practiquen. Por tanto, cada equipo adaptará su propia metodología, pudiendo entender qué es Scrum y su aplicación de forma diferente.

En la actualidad evolucionamos desde los proyectos sólidos a los líquidos, lo cual exige a los equipos de trabajo una adaptación continua. Scrum aporta los hábitos necesarios para que los equipos puedan reinventarse continuamente, sin que su trabajo sufra ningún desgaste.

Qué es Scrum: principios y agilidad
Es importante conocer bien qué es Scrum para aplicarlo de manera práctica. Teniendo en cuenta que sus principios se basan en la Transparencia, la Inspección y la Adaptación, a continuación repasamos algunos de los puntos principales de este modelo organizativo.

Debemos establecer métodos de trabajo capaces de adaptarse al cambio
Es necesario centrarnos en proyectos con un objetivo claro y un propósito común
El clima de trabajo debe basarse en la inclusión y la confianza en los equipos
Estos principios deben aplicarse de manera integral en todos los procesos de la empresa. No se trata de tareas concretas, sino de hábitos que permiten afrontar los retos corporativos habituales con agilidad.

Empresas que usan Scrum, el proceso en Spotify
Spotify es una empresa de reproducción de música vía streaming. Desde su origen, Spotify ha optado por métodos ágiles para organizar sus equipos de trabajo, el resultado es una empresa formada por pequeños grupos autónomos al servicio de un fin común, cuyas interconexiones se extienden de diversas formas.

En el siguiente vídeo podrás comprobar cómo Spotify establece técnicas Scrum de manera práctica. A continuación repasamos los fundamentos de la metodología Scrum en Spotify.

Spotify crea grupos (squads) de no más de ocho personas. Estos grupos cuentan con una autonomía absoluta, dentro de un marco que propone objetivos tanto a largo como a corto plazo.

Uno de los aspectos más interesantes de la experiencia de Spotify es el concepto de autoridad. El proceso Scrum aporta un alto nivel de autonomía. Pero esto no quiere decir que los grupos deban trabajar de manera independiente. Entonces, ¿cómo conseguimos que el trabajo esté interconectado? La solución es que existen unas superestructuras que establecen los objetivos, y los grupos trabajan con libertad para conseguir los fines propuestos.

En el plano personal Scrum se basa en el respeto por los compañeros de forma individual, así como entre los grupos de trabajo. La ayuda continua permite establecer vínculos fuertes y un flujo de trabajo interconectado. Spotify propone otra forma de conexión entre squads, estableciendo grupos formados por personas de distintos equipos. Este tipo de relación intergrupal evita el aislamiento que puede provocar el trabajo en grupo.

La confianza como parte de Scrum
Como hemos visto en el caso de Spotify, Scrum tiene un componente de autoridad, pero también propone una amplia autonomía para los equipos. La confianza es la clave para que Scrum se implante de manera efectiva en toda la organización. El trabajo en equipos autónomos requiere de una absoluta confianza en sus componentes. Esta confianza motiva a las personas que integran el proyecto y permite que se centren en tareas que dominan y con las que se sienten identificados.

Además de la confianza existen otros dos conceptos fundamentales: compromiso y colaboración. El compromiso viene dado por la responsabilidad adquirida por los grupos en cuanto a sus propias tareas y su impacto en la empresa. La colaboración se entiende como la capacidad de construir proyectos comunes a base de grupos de trabajo interdependientes. Por ello, en Solving Ad Hoc apostamos por fomentar la Confianza, el Compromiso y la Colaboración, las tres Cs imprescindibles para formar parte de un equipo Scrum.

En Solving Ad Hoc te ofrecemos una experiencia a medida de tus necesidades reales de cambio y adaptación, con la Agilidad como compañera de viaje en tu Transformación Digital:

Consulta nuestro catálogo de cursos y te ayudamos a diseñar tu propia formación.
Consulta nuestros próximos eventos y si alguno se adapta a tus necesidades actuales no dudes en reservar tu plaza.
Para cualquier otra información o servicio ponte en contacto con nosotros y te responderemos a la mayor brevedad posible.

 

Empresas que usan Scrum, el proceso en Spotify

Spotify es una empresa de reproducción de música vía streaming. Desde su origen, Spotify ha optado por métodos ágiles para organizar sus equipos de trabajo, el resultado es una empresa formada por pequeños grupos autónomos al servicio de un fin común, cuyas interconexiones se extienden de diversas formas.

En el siguiente vídeo podrás comprobar cómo Spotify establece técnicas Scrum de manera práctica. A continuación repasamos los fundamentos de la metodología Scrum en Spotify.

Spotify crea grupos (squads) de no más de ocho personas. Estos grupos cuentan con una autonomía absoluta, dentro de un marco que propone objetivos tanto a largo como a corto plazo.

Uno de los aspectos más interesantes de la experiencia de Spotify es el concepto de autoridad. El proceso Scrum aporta un alto nivel de autonomía. Pero esto no quiere decir que los grupos deban trabajar de manera independiente. Entonces,  ¿cómo conseguimos que el trabajo esté interconectado? La solución es que existen unas superestructuras que establecen los objetivos, y los grupos trabajan con libertad para conseguir los fines propuestos.

En el plano personal Scrum se basa en el respeto por los compañeros de forma individual, así como entre los grupos de trabajo. La ayuda continua permite establecer vínculos fuertes y un flujo de trabajo interconectado. Spotify propone otra forma de conexión entre squads, estableciendo grupos formados por personas de distintos equipos. Este tipo de relación intergrupal evita el aislamiento que puede provocar el trabajo en grupo.

 

La confianza como parte de Scrum

Como hemos visto en el caso de Spotify, Scrum tiene un componente de autoridad, pero también propone una amplia autonomía para los equipos. La confianza es la clave para que Scrum se implante de manera efectiva en toda la organización. El trabajo en equipos autónomos requiere de una absoluta confianza en sus componentes. Esta confianza motiva a las personas que integran el proyecto y permite que se centren en tareas que dominan y con las que se sienten identificados.

Además de la confianza existen otros dos conceptos fundamentales: compromiso y colaboración. El compromiso viene dado por la responsabilidad adquirida por los grupos en cuanto a sus propias tareas y su impacto en la empresa. La colaboración se entiende como la capacidad de construir proyectos comunes a base de grupos de trabajo interdependientes. Por ello, en Solving Ad Hoc apostamos por fomentar la Confianza, el Compromiso y la Colaboraciónlas tres Cs imprescindibles para formar parte de un equipo Scrum.

 

En Solving Ad Hoc te ofrecemos una experiencia a medida de tus necesidades reales de cambio y adaptación, con la Agilidad como compañera de viaje en tu Transformación Digital:

  • Consulta nuestro catálogo de cursos y te ayudamos a diseñar tu propia formación.
  • Consulta nuestros próximos eventos y si alguno se adapta a tus necesidades actuales no dudes en reservar tu plaza.
  • Para cualquier otra información o servicio ponte en contacto con nosotros y te responderemos a la mayor brevedad posible.

Comentarios

Comentarios

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*