¿Qué es el rapid learning?

persona escribiendo en una hoja
En el mundo e-learning, se denomina rapid learning al conjunto de herramientas y métodos que aplicamos al proceso de desarrollo y construcción de un curso e- learning destinadas a crearlo en el menor tiempo posible y con el mínimo coste.

En un entorno empresarial donde la velocidad de adaptación a los cambios es una de las claves para mantener la competitividad, y en el que los presupuestos suelen ser ajustados, la posibilidad de proporcionar contenidos destinados a mejorar las competencias que se necesitan en el menor tiempo posible es una oportunidad que las empresas e-learning que no podemos dejar pasar.

Desarrollo de contenidos basados en rapid learning

Evidentemente, un buen curso e-learning, independientemente de cómo esté desarrollado, debe apoyarse en un estudio de necesidades de la empresa, un material precursor adecuado, un buen diseño instruccional previo que facilite el posterior trabajo de maquetación.

Una vez que tenemos “estos cimientos”, las claves para desarrollar contenidos de una forma ágil son las siguientes:

1.Reutilización de contenidos existentes

ya sea adaptando formatos basados en presentaciones, textos, vídeos… o aprovechando objetos de aprendizaje de otros cursos.

2.Organización de los contenidos en micro-cursos

pequeñas píldoras formativas o unidades de conocimiento, que por sí mismas sean útiles para entrenar una habilidad o competencia concreta.

3.Utilización de herramientas de autor sencillas e intuitivas.

Ya han quedado lejos los tiempos en los que montar un curso elearning requería de complicados procesos de maquetación y programación. Muchas de las herramientas disponibles en el mercado permiten desarrollar los cursos sin necesidad de conocimientos de programación, generando incluso animaciones atractivas y útiles para el usuario.

Ventajas e inconvenientes del rapid learning

Las ventajas más notables que aporta el rapid learning enfocados desde el punto de vista del cliente final, son la rapidez y el coste.

  • Posibilidad de disponer de contenidos a medida de una forma rápida, siendo más sencillo de esta forma resolver las carencias competenciales en menos tiempo y dando respuestas rápidas a necesidades puntuales.
  • Al automatizar la creación de contenidos mediante herramientas de autor sencillas, disminuyen los costes de desarrollo de los cursos, poniendo el elearning al alcance de las pymes.

Pero la parte negativa es que el rapid learning no siempre es la mejor solución para el desarrollo de contenidos. Los inconvenientes más importantes que presenta están ligados a las herramientas de autor sobre los que se desarrollan:

  • La interactividad de los contenidos está limitada a la herramienta de autor, así mismo como las posibilidades de integración de recursos multimedia.
  • El enfoque pedagógico está condicionado, en muchos casos, por el propio gestor de los contenidos, si bien un buen diseño instruccional puede salvar algunos escollos.
  • Algunas herramientas limitan notablemente la posibilidad de personalización gráfica (logos, tipos de letra…).

Comentarios

Comentarios

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*