Salario emocional, un puente entre el crecimiento profesional y personal

Todos los días nos levantamos de nuestra cama y nos disponemos para iniciar un nuevo día. Una buena taza de café sobre la mesa nos da la despedida para ir a comenzar nuevamente la jornada laboral. Unos tardan mucho más tiempo que otros en llegar hasta la oficina, trancones, filas para esperar el medio de transporte y otras cosas son las que se deben soportar para llegar finalmente a nuestro destino. Esa es la realidad, pero, en algún momento te has preguntado si toda esa rutina ¿vale la pena hacerla cada mañana por un salario?

Muchas son las personas que permanecen en un mismo lugar de trabajo porque reciben un salario monetario que cubre sus necesidades, sin importar si reciben algún tipo de beneficio extra o si las condiciones son las mejores. Conozco personas que pueden ser completamente infelices o inconformes en sus lugares de trabajo, pero no se mueven de ahí por su necesidad económica. Y esto no significa que esté bien o mal, solo que debemos tener siempre presente que el salario emocional es el puente que permite crear una estabilidad entre el crecimiento emocional y profesional.

El salario emocional es la clave para fidelizar el talento dentro de las organizaciones. Son todos aquellos beneficios no monetarios que una empresa entrega a sus colaboradores, además de su remuneración salarial que recibe cada mes.

 

¿Qué tipos de beneficios promueven el salario emocional?

  1. Oportunidades de crecimiento dentro de la empresa

Siempre será importante para un trabajador desarrollar su carrera profesional dentro de la empresa y ver que hay posibilidades de crecimiento. Cuando hay posibilidades de avanzar y escalar nuevos retos donde los conocimientos puedan ser ampliados, habrá personas motivadas y con ganas de seguir aprendiendo.

  1. Desarrollo personal y profesional

Lo profesional no es el todo en la vida. Es por eso que el crecimiento personal, donde nuestros intereses y necesidades son tenidas en cuenta, siempre dará los mejores resultados. Las empresas y principalmente los directores de talento humano deben velar porque sus trabajadores no sean considerados como máquinas de trabajo que son medidos por resultados o indicadores, sino que son personas que sienten, buscan cosas nuevas y esperan que sus necesidades y opiniones sean tenidas en cuenta.

  1. Buen ambiente laboral

¿Ya pensaste en la taza de café que tu gente necesita para empezar la mañana? Un ambiente de trabajo agradable que cumpla con todas las comodidades para el día a día siempre será una razón para que tus colaboradores encuentren en su trabajo un segundo hogar. Que se convierta en ese espacio en donde no solo se cumple una jornada laboral, sino que crea espacios diseñados y acondicionados para generar buenas relaciones sociales, crear amistades y dispersar la mente (juegos, snacks, café, etc.)

Además, debemos tener en cuenta que un buen espacio laboral también se refiere a aquellas actividades dinámicas y extra laborales que también promueven momentos agradables para compartir como empresa.

  1. Ser parte de las decisiones de la empresa

Una empresa que tiene en cuenta a sus trabajadores en la toma de decisiones estará destinada al éxito. Es una empresa que entiende lo que significa trabajar en equipo y considerar a su gente como miembros importantes para el cumplimiento de los objetivos.

El salario emocional convierte a los trabajadores en hombres y mujeres fieles a la organización y por consecuente traerá beneficios para la organización. Desarrolla identidad y sentido de pertenencia.

Comentarios

Comentarios

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*